miércoles, 25 de marzo de 2009

Impactantes Pinturas Sobre El Infierno Budista

Naraka es el nombre dado a uno de los mundos de mayor sufrimiento de toda la cosmología budista. Naraka se traduce generalmente al español como infierno o "purgatorio". Los Narakas de la religión budista están estrechamente relacionados con 地獄 Di Yu, el infierno en la mitología china. Un Naraka difiere de los infiernos de tradición occidental en dos aspectos. Primero, los seres no son enviados al Naraka como resultado de un juicio divino con su correspondiente castigo; segundo, la estancia en el Naraka no es eterna, aunque suela ser muy larga.


Di Yu es un laberinto de mazmorras subterráneas donde las almas son tratadas en concordancia con sus pecados terrenales. El número exacto de niveles del Infierno chino —y sus divinidades asociadas— difiere en la tradición budista y en la taoísta. Algunos hablan de tres o cuatro, otros de diez. Los diez jueces también son conocidos como los diez Reyes de Yama (rey del infierno). Cada juez trata diferentes aspectos de la compensación por los pecados.


Los textos budistas chinos extienden considerablemente sus descripciones sobre el Naraka (Di Yu), añadiendo detalles de los Narakas y sus penitencias, y expandiendo el rol de Yama y sus ayudantes, Cabeza de Buey y Cara de Caballo. En estos textos, el Naraka se convierte en una parte integral del sistema burocrático del otro mundo, reflejando la administración imperial china de la época.