lunes, 13 de abril de 2009

La balada de Emmett Till

Emmett Till Sucedió no hace mucho tiempo en Mississippi
Cuando un joven de la ciudad de Chicago llegó a una senda sureña.
Esta es la espantosa tragedia que aún recuerdo muy bien.
El color de su piel era negro y su nombre era Emmett Till.
Unos tipos lo arrastraron hasta un establo y ahí lo molieron a palos.

Dijeron tener cierto motivo, pero no recuerdo cuál.
Lo torturaron y le hicieron cosas tan malignas como para repetirlas
Gritos escandalosos salían del granero y afuera en la calle sonaban carcajadas.
Entonces revolcaron su cuerpo hacia un precipicio, en medio de una roja lluvia ensangrentada
Y lo arrojaron a las vastas aguas para acallar sus dolorosos alaridos.
La razón por la que lo mataron allí y estoy seguro no es mentira,
Fue simplemente por el gusto de asesinarlo y contemplar cuán lentamente moría.

Para que Estados Unidos frenase las alharacas del proceso.
Dos hermanos confesaron haber despachado al pobre Emmett Till.
Pero entre los jueces había unos hombres quienes asistieron a los hermanos en el horripilante crimen.
Y así este juicio resultó una burla, aunque a nadie pareció importarle.
Leí los diarios matutinos mas no aguanté ver
A los dos hermanos descendiendo por las escaleras de los tribunales.
Y es que el jurado los declaró inocentes y esos hermanos salieron libres
En tanto que el cuerpo de Emmett navega por la espuma del mar sureño de Jim Crow.


Foto de Emmett Till después de haber sido torturado y asesinado
Si no puedes externar tu opinión en contra de esta clase de cosas, un crimen que es tan injusto,
Tus ojos se llenarán con la tierra de los muertos, tu mente se hallará repleta de cenizas.
Tus brazos y piernas merecen estar entre grilletes
y cadenas, y los fluidos de tu sangre no deben circular
¡Ya que permites que esta raza humana caiga inconcebiblemente tan bajo!
Esta canción es sólo una señal de advertencia a tu prójimo.

Respecto de este tipo de ondas que acontecen hoy bajo las ropas fantasmales del Ku Klux Klan.
Pero si nosotros todos, gente, pensáramos de forma similar,
si diéramos todo lo que podemos dar,
Convertiríamos este inmenso país nuestro en un lugar más grandioso para vivir.

Placa de Emmett Till en el cementerio

Traducción de una de las primeras canciones de protesta escritas por Bob Dylan en 1963
The Death of Emmett Till

1941-1955