miércoles, 1 de julio de 2009

Te acordas del Walkman? Mmm me suena!

Esta historia comienza en 1979, hace 30 años, cuando Sony lanza al mercado el primer walkman, el TPS-L2, un reproductor de audio estéreo portátil revolucionario para la época. Con el TPS-L2 y sus posteriores revisiones Sony vendió millones de unidades. La clave del éxito: el walkman permitía obtener calidad de sonido similar a la de un equipo casero, sin ser tan voluminoso y lo más importante era portatil. La amplia difusión del walkman también cambió radicalmente el negocio de los tocadiscos y le dio el primer golpe al disco de vinilo, ya que el casete era más económico y fácil de reproducir. El walkman es todo un símbolo de los años 80.


En 1984 aparece el discman que sería el primer reproductor de CD portátil de Sony, el D-50.


En 1998, aparece el primer reproductor de MP3: el MPMan F10 de Saehan Information Systems, es decir, hace 11 años. Las características técnicas del aparato eran bastante pobres, tenía 32MB de memoria (entraban unas 8 canciones más o menos) y costaba $250 dólares en Estados Unidos. El aparato se conectaba al ordenador por medio de un puerto serial por lo que las transferencias eran exageradamente lentas.


El iPod aparece de la mano de Apple Inc. que lo presentó el 23 de octubre de 2001.

Como ocurre con muchos otros reproductores de música digital, los iPod, con excepción del iPod touch, también puede servir como dispositivos de almacenamiento de datos externos. La capacidad de almacenamiento varía según el modelo.

Los medios portátiles para escuchar música han evolucionado desde la salida de walkman hasta la aparición del Ipod. Todavía recuerdo aquellas vacaciones en San Bernardo donde llevamos una caja de zapatos llena de casetes entre todos para escuchar la música que nos gustaba, además de una birome Bic para retrocederlos a mano y no gastar pila. Hoy en día en un Ipod entran cientos de casetes y son cada vez más pequeños y con más funciones. 30 años han pasado, que nos deparará el futuro?