domingo, 22 de abril de 2012

Una buena pregunta

Si Dios nos hizo a su imagen y semejanza. ¿Porqué no somos invisibles?