domingo, 30 de junio de 2013

La forma sensual de la tierra

Colón murió creyendo que el mundo tenía forma de pera o de teta con un pezón. A la derecha tenéis un dibujo de la idea extraído del libro de William Fairfield Warren, “Paradise found, the cradle of the human race at the North Pole,” Houghton, Mifflin edition, 1885.


En una carta a la reina Isabel de Castilla, Colón le confiesa que se había formado una idea bastante sensual sobre la "verdadera" forma de la tierra. El Almirante, en su frondosa imaginación, no la veía redonda, como se ha dicho tantas veces: según dirá más bien se asimilaba a un seno femenino: "El mundo no es redondo, sino que tiene forma de teta de mujer y la parte del pezón es la más alta, cerca del cielo, y por debajo de él fuese la línea equinoccial y el fin de oriente adonde acaban toda la tierra e islas del mundo."