domingo, 9 de marzo de 2014

Frases futboleras del querido Roberto Fontanarrosa

La Mesa de los Galanes del Negro Fontanarrosa
Fuente de la imagen: 100x100 Argentinos

"Tengo dos problemas para jugar al fútbol. Uno es la pierna izquierda. El otro es la pierna derecha. "

"Sólo dos veces mi mujer me despertó antes de las diez de la mañana: una fue cuando me dijo: "invadieron las Malvinas". Y la otra: "Diego firmó para Newell’s". Dos catástrofes."

"Una vez un periodista de TV me dijo que le gustaría hacer un programa en el que me acompañaran a la cancha. Ni en pedo, qué me van a venir a romper las pelotas cuando estoy preocupado con el partido. A la cancha no hay que ir ni con un chico ni con la novia. Atendés una cosa o la otra."

"Escribir siendo Hemingway es fácil, si te tocó estar en la Guerra Civil y te vas a cazar elefantes y leones, algo tenés para contar. Yo soy un privilegiado en el laburo y con la gente de mi entorno. Lo doloroso fue la timidez extrema, muy frustrante, que dificultó mi acercamiento con las mujeres. Y digo que, en la película de mi vida, el leitmotiv son las transmisiones de fútbol: es la música que me acompañó siempre."

"Un día me lo encontré al "Pepe" Sasía, que había jugado en Rosario Central muchos años antes, y le pregunté si se acordaba de un partido amistoso que Central había jugado en Rosario con el Real Madrid en el medio del barro. Se me acercó y me dijo: "¿Si me acuerdo?... ocho caños le hice a Marquitos". Ese día la rompió el Pepe"

"Cuando hicimos aquellos libritos que se repartían en la cancha no faltaban los que decían: “uhhh, sabés lo que van a hacer con eso...” Papelitos hacían. ¿Y qué? ¿Qué mejor para un escritor que sus textos vuelen para saludar la salida del equipo de sus amores?"

"¿Sabés qué? Mi cielo tendría canchitas de fútbol. Sí. A mi no me va eso del Nirvana ni los jardines con minas tocando la flauta. A los dos días ya te querés cortar las pelotas. Con una canchita y un bar para ver a los amigos me arreglo."

"Aldo Pedro Poy es uno de los ejemplos más claros del cariño por una camiseta. Aparte, un muy buen jugador que tuvo que superar una extraña oposición de la tribuna, que lo detestaba. Y lo superó porque empezó a hacerle goles a Newell’s."

(Hablando de César Luis Menotti) "Soy muy amigo suyo, me cuesta conseguir una definición. Siempre rescato como algo positivo del Flaco que, hace muchos años, cuando se imponía un fútbol terriblemente utilitario, él fue uno de los pocos que se levantó a decir ‘che, pensemos en el espectador’. Eso para mí es muy rescatable."

(Hablando de Ángel Tulio Zoff) "Es como esas amas de casa que con cien pesos al mes visten a los chicos, les dan de comer y los mandan a estudiar. Don Ángel puede armar un equipo muy digno pese a todos los inconvenientes económicos, y además con un gran respeto por la categoría individual de cada jugador."