domingo, 13 de abril de 2014

Fórmula 1: Comparando la parada en boxes de 1950 con las de hoy en día

Fórmula 1: Comparando la parada en boxes de 1950 con las de hoy en día


El pit stop, también conocido como parada en boxes, es un término utilizado en las carreras de motor para hacer referencia al lugar en el que un automóvil que compite en la carrera puede repostar, cambiar los neumáticos, hacer reparaciones o ajustes mecánicos o cambiar el conductor. El pit lane o la pit lane es por tanto la pista asfaltada que conecta el circuito con el pit stop, y que normalmente transcurre en paralelo a la recta final e inicial del circuito.

En Fórmula 1, los vehículos suelen realizar paradas en boxes para repostar y cambiar neumáticos, aunque durante la temporada de 2005 se prohibió el cambio de neumáticos durante la carrera. Los equipos suelen hacer ajustes menores en los alerones delanteros y traseros, y en ocasiones se reemplazan la pieza delantera del morro del vehículo. La estrategia típica de paradas en boxes varía entre una y tres paradas en boxes, dependiendo del circuito. El tiempo que el vehículo pasa entre una parada y otra suele llamarse en inglés stints (en español, "rachas" o "turnos").

Cuando un vehículo está dando la última vuelta antes de su parada en boxes, el personal mecánico de su equipo va preparando los nuevos neumáticos y cualquier material necesario para la inminente intervención. Los técnicos de combustible y neumáticos ocupan posiciones precisas sobre el área donde el vehículo se detendrá finalmente, con la sola excepción del técnico de cola, que por motivos obvios sólo ocupa su lugar cuando el vehículo ya ha frenado.

Una parada en boxes implica el trabajo simultáneo de veinte personas, y su objetivo principal es realizar las operaciones designadas en el menor tiempo posible. Su duración varía entre los seis y los doce segundos -este lapso depende principalmente de la cantidad de combustible inyectada en el depósito-, aunque si se produce algún error como un fallo del equipo de bombeo de combustible o el sistema de arranque del motor puede llevar mucho más tiempo. El combustible entra en el depósito a una tasa de 12 litros por segundo, gracias a un complejo sistema que extrae el aire del depósito vacío al tiempo que inyecta combustible.

Un detalle peculiar de esta categoría de competición es que en Fórmula 1 el reglamento sólo permite mantener un equipo mecánico en pista, por lo que los vehículos de un equipo deben turnarse en el uso de las instalaciones técnicas. La mayoría de competiciones, en cambio, disponen un puesto técnico por cada vehículo, por lo que todos los vehículos de un mismo equipo pueden ser intervenidos simultáneamente.

Desde 2010, los coches salen a la carrera con el depósito lleno de combustible para acabar la carrera, con lo cual las paradas en boxes se realizan sólo para cambiar neumáticos. Los mecánicos encargados de esta operación están ahora sometidos a una gran presión. Las paradas más rápidas se realizan entre 22 y 2,5 segundos. [Info vía Wikipedia]