jueves, 17 de julio de 2014

Lijando en capas objetos para conocer sus estructuras internas.


Con una lijadora de carpintero, el creador de este corto, fue lijando en capas cada pieza de trabajo (madera, madera de nogal, el transformador, el cráneo y la cámara analógica) a razón de medio milímetro y lo fotografiaba. Luego de sacar alrededor de 650 disparos por cada pieza creo un curioso cortometraje donde enfrenta las estructuras internas de la naturaleza con los de la tecnología.